martes, 22 de diciembre de 2015

CURSOS DE TANATOPRAXIA

ÉSTE POST, LO ESCRIBO RECORDANDOLES A TODOS USTEDES, QUE TODO LO AQUÍ EXPUESTO, ES CONSIDERADO "PRESUNTO O PRESUNTAMENTE". NI AFIRMO, NI CONFIRMO, ESO MEJOR LO HACEN USTEDES

Para empezar, aclaremos que es un TANATOPRACTOR, sencillamente una persona que adecenta un cuerpo humano fallecido, para que este agradable en su presentación ante la familia, allegados y amigos, en un tanatorio.

Hablemos de dicho trabajo en éstas islas, y nos encontraremos con unas funerarias distribuidas por el archipiélago, de las cuales el 96% de ellas son de carácter familiar, con dos o tres trabajadores, un vehículo de traslados y un vehículo fúnebre. El otro 4% de las funerarias son empresas, con más de tres empleados, varios vehículos de traslados y varios fúnebres.

Las necesidades de personal para trabajar de tanatopractor, son escasas. Mientras que en las empresas grandes, el personal tiende a llegar a la jubilación, en las empresas familiares ocurre los mismo, con el agravante de que cuando un familiar esta a punto de jubilarse, ya existe otro familiar mas joven que ha ido aprendiendo el oficio para ocupar dicho puesto de trabajo.

Algunas de esas funerarias familiares, cuando ya no tienen a ningún familiar dispuesto a ocupar el puesto de tanatopractor, buscan a alguien que haya trabajado en alguna funeraria, no hace falta que tenga ninguna titulación, solo con la experiencia les basta para contratarlos o el dueño de la funeraria en tres dias lo pone en marcha.

Aquí, en estas islas, existe la leyenda urbana de que muchos tienen una titulación de un francés que tiene un centro de tanatopraxia en París y en el colmo de los colmos enmarcan una titulación expedida por el citado, que no tiene ningun valor real en España. Primero por que dicha titulación solo se expide por universidades y entra dentro de la carrera de medicina y segundo por que la titulación laboral de Tanatopractor, NO EXISTE en España.

Para mi, que existan cursos de tanatopractor en estas islas y que encima cobren por ello, me parece que se podría definir como una presunta estafa, pues encima los cursos los da una persona que trabaja en funeraria y la titulación que tiene es como mucho la expedida por el susodicho francés y que, repito, no tiene ninguna validez en España.

Además de que a las personas sin trabajo, algunas en el paro cobrandolo o sin cobrarlo, y tal como está el patio, se le cobre por una titulación que no sirve para nada, y que no va a encontrar trabajo en éstas islas, hasta dentro de muchos años, me parece una presunta estafa. 

Las empresas funerarias, ya sean grandes o pequeñas, están obligadas por sanidad, a vacunar a su personal que manipule los cadáveres, y no creo que esos posibles estudiantes se hayan vacunado o sepan que deben vacunarse. Enfermedades mas corrientes que se pueden coger en éste trabajo, es la Hepatitis y el Sida.

Que yo sepa, los administradores del Tanatorio de Las Rubiesas, en su contrato con el Ayuntamiento y el Cabildo, no tienen una cláusula que les autorice a prestar clases practicas de tanatopraxia u otra actividad sobre el cadáver, solo les autoriza a la preparación del fallecido para su presentación en el túmulo de la sala correspondiente.

Se imaginan que por una casualidad, ¿uno de esos "alumnos", tenga un accidente dentro del Tanatorio Las Rubiesas, se caiga por una escalera, se corte o pinche con el material que utiliza en esas "presuntas" practicas?. ¿Quien es el responsable, el Ayuntamiento de Telde, el Cabildo de Gran Canaria, los Administradores del Tanatorio?, en éste hipotético caso, veríamos como todos tirarían balones fuera, nadie sabría nada.

Y ya no solo es que esto sea una presunta estafa a los posibles alumnos, es que además, los familiares del fallecido, no saben que con el cadáver se van a efectuar practicas de tanatopraxia, pues que yo sepa no se les pide permiso para ello, ni firman un documento autorizando dichas practicas.


No hay comentarios: