sábado, 28 de agosto de 2010

¿SE IRAN DE ROSITAS?

Los Teldenses estamos a punto de quedar embarazados, llegamos a los nueve meses que preceden las elecciones de 2011 y los cuarteles generales, sanedrines, sectas, consejos de administración y demás formas de organización han introducido en la batidora las encuestas mas o menos científicas, chismes, cuitas, informaciones privilegiadas etcétera para pergeñar una campaña que se antoja sangrienta y poco edificante para los votantes.

Resurgirán rencillas, alborotadores, maledicentes, lameculos y toda la miseria propia de la ocasión, lo que debería ser una fiesta de la libertad la convierten algunos en lodazal maloliente. Determinados empresarios recibirán solicitudes de aportaciones, en unos casos de forma voluntaria en otras por servil voluntad ya el circo va camino del debut.

Lo que ocurre y tenemos que ser conscientes de ello, es el cada vez mayor alejamiento del gran publico de la vida política, espantados por la podredumbre no participan en la democracia que les debería servir de marco de convivencia y dejan en manos de unos pocos la toma de decision tan importante como la de elegir a los gestores de nuestra ciudad.

Unos pocos arribistas, algunos rehenes por distintas razones e inocentes sin mala idea que se dejan llevar por el entusiasmo conforman el grupo de trabajo de los partidos, la maquinaria engrasada en algunos casos por profesionales de la política que pretenden con sus manejos perpetuarse comienza a crujir no sabemos si por su antigüedad o por analogía ya que es ese el objetivo “crujir” a los habitantes de la revuelta Telde.

Quiero plantear a los candidatos proclamados y futuros una pregunta que me parece de perogrullo sino verdad del barquero, mas de indispensable respuesta si quieren que la toma de posición por uno de ellos sea acertada, ¿Tienen estudiada detalladamente la estrategia de actuación tras su entrada en el consistorio? , les recuerdo que la vida en general y la política no se sustrae a ello no es un país imaginario e idílico mas bien un foso de circo romano donde los leones, la sangre y la arena se confunden.

No vaya a ocurrir que las buenas intenciones se frustren por la detonación de minas perfectamente situadas por los salientes en forma de funcionarios partidistas, archivos expoliados, expedientes incompletos y otras habilidades en las que muchos años de entrenamiento pueden llevar a tener la medalla de oro en la materia.

Recuerdo que la esperanza de un cambio en 2003 se frustro por la inocencia pardilla de algunos que no comprendieron a tiempo que desalojar plagas de un recinto lleva aparejado el riesgo de parasitacion por ellas.

Piensen bien los modos y maneras de actuar ya que si se produce el anhelado cambio en Telde los que lleguen a formar grupo de gobierno se van a encontrar con un paisaje desolador y los que salgan fuera, ¡ojala! Si no se hacen las cosas con cabeza se irán de rositas quedando la imagen al ciudadano de la impunidad permanente, triste mensaje.

Todo esto es un cuento, una presunción, un suponer como decía quien yo me se.

María Dieguez Dosangeles

Educadora y vecina de Telde

jueves, 26 de agosto de 2010

LA TÉCNICA DEL AVESTRUZ


Hace unos días, la Concejala de Gobierno de Solidaridad, Régimen Interior y Nuevas Tecnologías emitía una comunicación dirigida a los Jefes de Servicio y Concejales que rezaba literalmente lo siguiente:

"Como consecuencia de lo acontecido el pasado martes en relación al artículo de prensa publicado en los periódicos de mayor difusión de la isla, sobre la imposición de multa de 1.500 € al Alcalde por no ejecutar una Sentencia, se le comunica que a partir de ahora la responsabilidad sobre el cumplimiento de cualquier resolución judicial la asumirá el Jefe de Servicio y el Concejal del Área que corresponda, y así deberá ser comunicado al Órgano Jurisdiccional que requiera en cualquier momento al Ayuntamiento para dar cumplimiento a lo que se ordene por esa superioridad"

Resulta cuanto menos asombroso que se emita una nota de régimen interior que sin criterio jurídico alguno traspase la responsabilidad del incumplimiento de una Sentencia a funcionarios y a Concejales de las áreas afectadas por la misma, pero lo que es una barbaridad jurídica es que se obligue a notificar esa situación al órgano jurisdiccional que ha elegido con criterios legales contrastados y mediante el correspondiente Auto el órgano municipal al que se le debe imponer la sanción.

La Concejala de Régimen Interior le da una "patada" a la legislación de los distintos procedimientos judiciales, asumiendo con total sumisión la defensa a ultranza de su Jefe y protector, el Alcalde, aplicando el derecho como se le antoja y sin contar con un fundamento jurídico que le asista.

La sanción impuesta al Alcalde es consecuencia siempre de la petición que realiza la parte demandante respecto a los órganos decisorios en la materia objeto de litigio. Para empezar los Jefes de Servicio no son órganos municipales, obviando la Concejal de Régimen Interior la premisa que el Alcalde es el que ostenta la máxima representación del municipio, la representación al Ayuntamiento y tiene el ejercicio de las acciones judiciales y administrativas. Así viene recogido en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local en la redacción dada por la Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de medidas para la modernización del gobierno local.

Esto es, el Alcalde es siempre responsable de las actuaciones administrativas del Ayuntamiento como su máximo responsable, por lo que parece que desde la Alcaldía se han dado instrucciones precisas de protección hacia su persona a la Concejal de Régimen Interior para que sean otros los que asuman la responsabilidad que se diriman en los Juzgados y Tribunales. Todo el mundo conoce la celebre frase que "la ignorancia de las Leyes no excusa de su cumplimiento", cuestión que no proviene del refranero popular, sino que está así reconocido por el propio Código Civil. Pues por aplicación de esta norma jurídica, se puede extrapolar que la ignorancia de la Concejal de Régimen Interior por directiva del Alcalde no le eximirá nunca de su responsabilidad al máximo representante municipal.

La posibilidad de imponer sanciones a cualquier persona responsable en el cumplimiento de una Sentencia judicial firme, se realiza a petición de los demandantes durante el procedimiento de ejecución de la misma. En el supuesto de la sanción impuesta al Alcalde y a la Concejal de Hacienda, viene como consecuencia del incumplimiento reiterado de una resolución judicial firme, siendo en todo caso el juzgador quien decide entre las personas que pudieran estar incumpliendo, la que debe ser sancionada. Siendo el Alcalde, el máximo responsable del municipio, siempre se le impondrá la sanción, le pese a quien le pese y por mucha comunicación sin fundamento legal que se remita desde la Concejalía de Régimen Interior. Por ello, la Concejal de Régimen Interior debería procurar que los procedimientos de toda clase estén bien realizados, y desde luego pedir asesoramiento jurídico cuando realiza este tipo de notificaciones a los Jefes de Servicio y a los Concejales del Área correspondiente.

Es un dislate jurídico que se diga en el comunicado que se dará traslado al Órgano Jurisdiccional a partir de este momento, esto es, por aplicación espontánea y sin base alguna. La sanción al Alcalde se debe al incumplimiento, siempre con apercibimiento previo, de una Sentencia firme que debía estar informada y con la retención de crédito adecuada desde la Intervención General, si bien no estaba abonada al Juzgado que conocía la causa. Por ello, parece ilógico que la Concejal de Gobierno decida quien es la persona responsable cuando los Jefes de Servicio podrían haber realizado su trabajo correctamente, a expensas que por parte de la Concejalía de Hacienda se abone la cantidad que dictamine la Sentencia. La carga de la responsabilidad es del Departamento correspondiente suceda lo que suceda, se haya informado o no sobre el asunto, todo ello con la finalidad proteccionista hacia el "líder" en un intento de ocultar la realidad a los ciudadanos del municipio, y sin asumir las responsabilidades políticas y judiciales establecidas en nuestro sistema jurídico.


Francisco M. Santana Melián
Portavoz del Grupo Municipal Popular de Telde

domingo, 15 de agosto de 2010

LOS TRABAJADORES DE LAS CONCESIONARIAS DE TELDE EN PELIGRO INMINENTE

Lleva Telde mas de tres años en un extraño limbo del que no logramos evadirnos para avanzar superando la apatía, la crispación y el desanimo en los que “la secta” nos ha sumido por enésima vez tras casi treinta años de dinastía faraonica de cartón piedra.

A pesar de la cada vez mas precaria situación socio-laboral del municipio, que no se puede confundir con la generada por las finanzas internacionales y la teoría del avestruz magistralmente llevada a la practica por el gobierno de Rodriguez Zapatero.

El autobombo, el intento de controlar los medios informativos a golpe de fondos municipales, acciones últimamente frenadas por la intervención bajo mandato judicial de la Benemérita Guardia Civil que ha servido de aviso a roedores y demás fauna del llamado circulo mediático del faraón, aquí quienes único pagan el pato son los escalafones mas modestos de la clase trabajadora.

Vemos con estupor como trabajadores de la empresa a la que se encuentra vinculado el sobrino del alcalde, responsable de la recaudación de tributos, aunque se camufle bajo la apariencia de una asistencia técnica que realmente no es tal ya que todos hemos visto a empleados no funcionarios entrar y salir libremente fuera de hora de las oficinas donde se deberían custodiar con celo los datos de miles de Teldenses pone de patitas en la calle a trabajadores por el mero uso de su libertad para ejercer la expresión de opiniones en los medios informativos, tenemos que recordar que oficinas de dicha empresa fueron registradas por las fuerzas de seguridad del estado no hace mucho.

Sigamos sumando empleos en peligro, la empresa de aguas, dirigida por un consejo del que Aureliano es cabeza visible avisa con un descaro impropio de un estado de derecho cuya salud democratica fuera buena que los casi seis millones de euros del ajardinamiento y las fuentes no se cobran con regularidad, atención, esto no es mas que comenzar una batalla contra los trabajadores de la base que culminara en su despido alegando dificultades económicas, verán como operarios, jardineros y otras categorías serán brutalmente recortadas en su numero mientras el alcalde, Antonio el gerente y personal “intocable” permanece a la sombra del grupo político que durante demasiado tiempo y con oportunistas cambios de nombre siguen imponiendo su ley, dejemos para otro día lo de la basura por aquello de estar en pleito judicial y conviene dejar avanzar el procedimiento para, a lo mejor, constatar por vía de resolución judicial lo que se habla en la calle.

De Urvitel ni hablemos esta muy manida la cuestión, Perera ocupado en asuntos “muy importantes” con su adalid Alcaraz de fiador ha llevado a la concursal a la empresa municipal y si las elecciones no lo remedian pronto, nos veremos sin bibliotecas, escuelas de música y otros servicios como los centros de atención a los mas desfavorecidos y cuya existencia diferencian una aldea afgana de una ciudad europea.

Todos estos desatinos nos han llevado a una lluvia de condenas judiciales que hay que afrontar con fondos municipales, es decir, de los ciudadanos ya que ni por asomo esperamos que el clan liquide su patrimonio, obtenido de cobrar sueldos públicos para cubrir las deudas.

Hace pocos días se publicaba en medios afines al alcalde un escrito firmado por el, aunque ignoro si escrito, en el que nos daba lecciones de contabilidad política y al mejor estilo Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, alababa su demasiado larga trayectoria política, demuestra en ello su ignorante pedantería, o de quien escribiera el texto, tengo en casa una auditora licenciada en economía y algo que he aprendido de ella es que las auditorias internas son como el cuento del repetido Juan Palomo y solo las auditorias externas e independientes son fiables.

Así que amigos y amigas en pocos meses podremos auditar y destituir a los ineptos y a lo mejor, es una presunción, a los mal intencionados, aprovechemos esta oportunidad que nos da la democracia y votemos a partidos que en su programa para Telde incluyan como punto uno e irrenunciable el no pactar con NC, ya hemos visto como han fagocitado a los del Psoe y Ccn, que por su debilidad se han dejado llevar por estos maestros de la política sectaria.


María Dieguez Dosangeles

Educadora y vecina de Telde

miércoles, 4 de agosto de 2010

El alcalde alega la sanción es culpa de un error humano


EL ALCALDE PODRÁ DECIR MISA O CANTARLA, PERO LA RESPONSABILIDAD ES DE ÉL, LE GUSTE O NO. EL PUEBLO NO TIENE PORQUE PAGAR SUS "DESPISTES". LA SOBERBIA SE PAGA, ANTES O DESPUÉS, PERO SE PAGA.

El alcalde de Telde, Francisco Santiago, desmiente que deba ser él el que pague la sanción de 1.502,53 euros que le impuso la Sala Segunda del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y afirma que la multa es consecuencia de un error humano y administrativo. En un comunicado remitido a este periódico, Santiago señala sobre el abono de la multa que "como bien se explica en el artículo 112 de la ley 29/1998 de 13 de julio, será la administración la responsable del pago de dicha sanción y no el alcalde presidente, ni obviamente el pago de esa cantidad tiene que ver con abono alguno del resultado de la expropiación".

El alcalde de Telde hace un repaso sobre este contencioso judicial iniciado en 2004 y señala que la tasación del valor de la propiedad expropiada la realiza el 25 de mayo de ese año el Jurado Provincial de Expropiación Forzosa de Las Palmas y no el Ayuntamiento, "y que por tanto este órgano cualificado es el que cifra en 39.437,97 euros el justiprecio de la parcela". En su recordatorio, Santiago admite que el TSJC estima un recurso de los particulares el 2 de julio de 2007 y que fija el justiprecio en 179.407,232 euros y señala que el Ayuntamiento acató la resolución judicial y se ordenó el inicio del procedimiento administrativo para pagar dicha cantidad y que esta decisión se trasladó al TSJC para que así constara.

Sin embargo, según el alcalde teldense, "por un defecto en el normal procedimiento administrativo tal comunicación no llegó en tiempo y forma desde el Ayuntamiento al TSJC y que derivado de ello la Sala ha impuesto una sanción que tiene carácter de anécdota si atendemos a que en pura lógica otro es el recto proceder de los servicios jurídicos municipales al no existir precedente alguno".

Francisco Santiago afirma también que respeta el Estado de Derecho y el principio de igualdad ante la Justicia y cree es lógico que si sanciona a un ciudadano por incumplir sus obligaciones, "igual debe ser cuando un funcionario o cargo publico comete un error". Santiago garantiza "que este que les habla asume sus responsabilidades e incluso pide a otros que igualmente la asuman, aunque no siempre se puede estar en todo en un ayuntamiento de una ciudad de cien mil habitantes".

Asimismo, considera que "algunos están muy interesados en que la imagen de Telde no vuelva a ser la de antes de 2003".

martes, 3 de agosto de 2010

El alcalde de Telde debe pagar 1.500 euros cada 20 días


LA CUENTA ATRÁS YA HA EMPEZADO PARA ESTE ALCALDE, QUE YA VA SIENDO HORA DE QUE SE LE DE UN ESCARMIENTO. HABRÁ QUE VER DE DONDE SALEN LOS 1.502,23 €, SI DE LAS ARCAS MUNICIPALES O LAS DE ÉL. POR AHORA LOS SERVICIOS JURÍDICOS UTILIZADOS POR EL ALCALDE, LOS HEMOS PAGADO NOSOTROS, EL PUEBLO.
La Sección Segunda del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha impuesto al alcalde de Telde, Francisco Santiago, una multa de 1.502,53 euros a pagar cada 20 días de su propio bolsillo, hasta la total ejecución de una sentencia que condenó al Ayuntamiento a abonar casi 180.000 euros a los dueños de una parcela en la zona de La Garita-San Borondón por su expropiación forzosa para realizar un paseo marítimo.

Esta providencia de la Sala, con fecha del pasado 27 de julio, atiende en parte a la petición del abogado de los afectados por la expropiación de que se impusieran multas coercitivas al alcalde y a la concejala de Hacienda por el retraso en la ejecución de una sentencia dictada hace tres años por el TSJC.

Los propietarios de la parcela expropiada por el Ayuntamiento de Telde, que pretendía pagarles por debajo del valor del solar, han visto que en estos tres años no sólo no han cobrado lo fijado por el fallo, sino que, además, han pagado el IBI de la parcela expropiada, lo que consideran es un doble perjuicio para sus intereses.

PARCELA. La polémica se inicia en mayo de 2004 con el acuerdo del Jurado Provincial de Expropiación Forzosa de La Palmas que fijaba en 39.347 euros el justiprecio a abonar por el Ayuntamiento de Telde a Santiago Ascanio y Ángela Jiménez por la expropiación forzosa de una parcela de su propiedad en La Garita-San Borondón para construir un paseo marítimo, que no se ha realizado.

Los afectados presentaron un recurso contra la decisión al considerar que no se había hecho una valoración justa de su solar, recurso que el TSJC aceptó y condenó al Consistorio teldense a abonar un justiprecio de 170.864 euros más el 5% del premio de afección.

El alcalde de Telde señaló ayer que no tenía conocimiento de este asunto y que consultará con los servicios jurídicos la providencia del TSJC.