martes, 8 de enero de 2008

EL VALOR DE UN VOTO


REALMENTE HAY QUE TENER VALOR PARA EXPRESAR UNA COSA QUE TE ESCRIBEN OTROS
Lo que se decide en las elecciones generales del próximo mes de Marzo, no es sólo quien de los dos partidos mayoritarios obtiene mayor número de votos para formar gobierno. Ese puede ser el planteamiento de un madrileño, de un extremeño o de un andaluz, pero no debe serlo para un canario. Nosotros nos jugamos unas cuantas cosas además de la orientación de las políticas generales de los próximos años; nos jugamos que esas mismas políticas tengan un encaje óptimo en Canarias y que lleven el sello de conocimiento y proximidad que difícilmente desde un planteamiento centralista se puede dar y la historia está como testigo. Nos jugamos tener representantes e interlocutores válidos y directos o por el contrario otros diluidos en la mecánica de los grandes partidos y sus disciplinas; nos jugamos el tener voz y poder propios o sólo tener parlamentarios pendientes de apretar un botón al toque de silbato del portavoz de turno. Es cierto que no es lo mismo que resulte ganador de estas elecciones el PSOE que el PP, porque patentes y consistentes son las diferencias existentes en cuanto a propuestas y talante de ambos, pero no es menos cierto que sea cual sea el resultado final, una mayoría absoluta de alguno de ellos o la polarización de todos los debates entre sólo dos partidos no son la mejor opción en los tiempos de crispación en que vivimos. Esa inmensa mayoría de canarios que piensa en clave de progreso y que puede estar pensando en dar su apoyo a una opción centralista en detrimento de una opción progresista netamente canaria, debe ser consciente de que eso supone ofrecer, otra vez, un cheque en blanco que no garantiza, aunque así lo vendan, un especial acento de sensibilidad hacia nuestros problemas y la asimetría necesaria que se debe abordar para su solución. Aquellos canarios que han votado y votan en cada elección en clave de identidad y reforzamiento de nuestro autogobierno, deben sopesar que no habrá un voto útil nunca, pese a los errores cometidos, que el que supone tener voz y poder canario en Madrid. El estrecho, pero seguro, margen de victoria que va a obtener el PSOE en estas elecciones le va a obligar a consensuar el acento de las políticas generales y la definitiva articulación del modelo de Estado con aquellas opciones que, como Nueva Canarias, se van a convertir en llave de gobernabilidad. Toda una oportunidad para Gran Canaria, para la Canarias que quiere seguir avanzando en políticas de progreso con acento propio, para los ciudadanos y ciudadanas que creemos que se puede evitar un gobierno del PP sin hipotecar el futuro de las islas a la distante amplitud de miras de un gobierno del PSOE. Nueva Canarias adquiere como compromiso desde ya que no habrá investidura de Zapatero, con voto canario, sin un compromiso serio y firme de éste de que la nueva mayoría que de apoyo a su gobierno aceptará la enmienda que presentemos en su momento para reformar el estatuto de autogobierno canario que incluya su ley electoral. El voto de Nueva Canarias en el próximo Congreso y Senado español servirá para dar definitivamente el mismo valor al voto de todos los canarios, única vía posible para acabar con el chalaneo y la injusticia que significa la ley electoral que beneficia a ATI y a la derecha de siempre. El voto de Nueva Canarias en el Congreso y Senado español será para hacer política con mayúsculas y colocar al nacionalismo canario en una posición de dignidad y coherencia que por la deriva de ATI-CC se ha convertido en los últimos años en la patética caricatura de lo que debió ser un signo de defensa consecuente de los intereses de Canarias. Nunca el voto de los grancanarios ha podido decidir tanto y tener tan en sus manos la orientación de las políticas generales a nivel estatal y el poder dar un cambio de timón a las injusticias de muchos años en las islas. Esta vez, el valor de un voto puede cambiar la relación de fuerzas en España y en Canarias, puede por tanto ser determinante, razón por la cual debemos tener clara cual es la opción, la verdadera utilidad y el sentido de la oportunidad de darle la fuerza que necesitamos a Nueva Canarias.
Fdo: Aureliano Francisco Santiago CastellanoPresidente de la Ejecutiva de Nueva Canarias-Nueva Gran Canaria en Telde